ArgoñosArnueroBárcena de CiceroBareyoEntrambasaguasEscalanteHazas de CestoLiérganesMarina de CudeyoMedio CudeyoMerueloMieraNojaRibamontán al MarRibamontán al MonteRiotuertoSantoñaSolórzanoVoto
El municipio de Argoños, con sus tres barrios de Ancillo, Cerecedas y Santiuste, se extiende por una superficie de 5,5 km2 a los pies del monte El Brusco sobre el margen occidental de la desembocadura de la ría de Santoña. Se trata de un antiguo lugar de paso en el Camino de Santiago en su variante costera. Durante la Edad Moderna estuvo hermanado con la Merindad de Trasmiera y se constituyó como ayuntamiento a comienzos del siglo XIX. Pertenece al partido judicial de Santoña.

Su situación geográfica ha llevado a sus habitantes –más de 1.100 en la actualidad– a dedicarse tradicionalmente a la explotación de los recursos pesqueros de la marisma. Esta ocupación hoy en día se ha adecuado a las necesidades de conservación de los frágiles ecosistemas del acuífero, integrado en la extensa Reserva Natural de las Marismas de Santoña, la Victoria y Joyel, uno de los mayores humedales de la costa cantábrica.

GeneralArgonos3_Parque

Ayuntamiento de Argoños

Arnuero se extiende por una superficie de 25 km2 en la franja costera oriental de Cantabria y está enmarcado al oeste por la ría de Ajo, al sur por las sierras del Molino de Viento y Baranda y al este por la ría de Cabo de Quejo. En el centro se eleva el monte Cincho, que alcanza los 241 m y constituye el punto más alto del municipio. Jalonan su accidentada costa las puntas de Cueva Colina, Cabo Quejo y Quejo Menor.

Sus poco más de 1900 habitantes se reparten entre los núcleos urbanos de Arnuero –sobre el que recae la capitalidad–, Castillo, Soano e Isla. Este último es el más popular y uno de los destinos turísticos favoritos de Cantabria gracias a sus playas y a su belleza paisajística.

Arnuero

Ayuntamiento de Arnuero

Bárcena de Cicero se extiende por 36,6 km2 en el extremo sureste de las marismas de Santoña. Está limitado por varios cursos de agua que desembocan en dicho humedal: al norte, la ría de Escalante, y al este, la de Treto, formada por la confluencia de las rías de Rada y Limpias, estuarios del río Clarín y Asón, respectivamente. Una línea de colinas coronadas por El Alto, La Cabaña, el Alto de Ocina y Cotero Alto recorre el sur del municipio, lo separa de Voto y Solórzano y se adentra hasta el cerro de El Pico (166 m).

Los asentamientos urbanos se concentran en la franja norte, a lo largo de la Nacional 634, que discurre paralela a la autopista A-8. En la actualidad, sus más de 2.500 vecinos se distribuyen entre los núcleos de Adal, Ambrosero, Bárcena de Cicero, Cicero, Gama, Moncalián, Treto y Vidular.

barcenacicero

Ayuntamiento de Bárcena de Cicero

El municipio de Bareyo se extiende por 32 km2, junto a la costa oriental de Cantabria, entre la ría de Ajo y la antigua Junta de Ribamontán. La mayor parte de sus algo más de 1.700 habitantes se concentra en la capital, Ajo, cuyas tierras avanzan sobre el mar por uno de los cabos de más renombre de la costa camapa de bareyontábrica, el punto más septentrional de la comunidad autónoma que supera los 43º 30´. Al este se encuentra la localidad de Bareyo y más al sur, tras los picos de Moros (219 m) y el Cerco (223 m), el valle y pueblo de Güemes.
Sus tres núcleos de población formaron parte en la Edad Moderna de la Junta de Siete Villas, integrada en la Merindad de Trasmiera y cuna de numerosos artífices que trabajaron en proyectos artísticos religiosos y civiles emprendidos en aquel tiempo a lo largo y ancho de la Corona española.

AJO 017

Ayuntamiento de Bareyo

Municipio situado dentro del arco sureste de la bahía de Santander, en la comarca de Trasmiera, que presenta una topografía irregular relativamente accidentada. Con una superficie de 43,2 kilómetros cuadrados y 2.491 habitantes, el municipio dista 25 kilómetros de Santander y está formado por siete pueblos. Por Entrambasaguas discurren numerosos ríos y manantiales, entre los que destaca el Miera y el Aguanaz, y la riqueza minera del entorno explica la proliferación de instalaciones extractivas de hierro y caliza hoy abandonadas.

El municipio está bien documentado desde la Prehistoria, ya que en su territorio existen varios yacimientos que permiten conocer la evolución de su poblamiento desde el Paleolítico hasta nuestros días. Cabe destacar también la multitud de manifestaciones de la arquitectura civil y religiosa, como el Palacio de los Acebedo y Velasco, el balneario de la Fuente del Francés o las iglesias parroquiales de Entrambasaguas, Hoznayo y Navajeda, entre otras.

entrambasguas

Ayuntamiento de Entrambasaguas

 Escalante abarca 19 km2 de la ribera oeste de la bahía de Santoña. En la actualidad viven 750 habitantes, distribuidos por siete núcleos de población. Al oeste domina el paisaje, una sucesión de colinas que avanzan entre Meruelo y Hazas de Cesto y continúan por el norte del municipio, transformadas en la llamada Sierra Baranda, límite natural con Arnuero. Hacia el centro, el terreno se convierte en una amplia llanura que sólo interrumpe al este la elevación cónica de Montehano (186 m), atalaya natural que domina el estuario del Asón. Dos cursos de agua se adentran en este complejo acuífero: por el noreste, la ría de Argoños, y por el sur, el canal de Escalante, alimentado por varios arroyos, que forma límite natural con Bárcena de Cicero.

La historia de Escalante en las edades Media y Moderna está caracterizada por los enfrentamientos entre el concejo y la casa de los Guevara. Este conflicto no impidió la firma por parte de los vecinos de una carta de hermandad con la Merindad de Trasmiera, en 1579. Testimonio de aquellas pugnas por el poder son la torre de Guevara y la casa consistorial de Escalante. También de interés patrimonial son los diversos edificios religiosos repartidos por todo el término; entre ellos, la pequeña ermita románica de San Román, el monasterio de San Sebastián de Montehano y el convento de San Juan de Monte Calvario.

Escalante comprende parte de la Reserva Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, uno de los humedales más importantes del norte peninsular, lugar de paso migratorio y refugio de miles de aves, algunas de ellas en peligro de extinción. En el margen de este humedal se ha restaurado el molino de mar de Cerroja, uno de los primeros de su naturaleza que hubo en Europa.

escalante

Ayuntamiento de Escalante

 El término municipal de Hazas de Cesto abarca 21,9 km2 del corazón de la comarca de Trasmiera, en la franja oriental de Cantabria. El río Campiazo atraviesa el municipio: entra por el sur desde Solórzano y sale a Escalante por el norte. En el margen oriental una serie de arroyos (Tesugo, San Pantaleón, Saltalagua…) fluyen por un paisaje de pequeñas y suaves colinas. En el margen occidental, el entorno es más accidentado y se ve salpicado por numerosas y breves elevaciones que alcanzan su punto más elevado en Llusa (377 m), un alto localizado al suroeste, sobre el límite con Ribamontán al Monte.

A medio camino entre Santoña y la bahía de Santander, este municipio se encuentra sobre el itinerario a Santiago de Compostela, que discurría paralelo a la costa cantábrica. A lo largo de la Edad Moderna Hazas de Cesto y los vecinos Meruelo y Solórzano formaron parte de la Junta de Cesto, una de las cinco que integraban la Merindad de Trasmiera. En la actualidad, este municipio de algo más de 1.200 habitantes está compuesto por los núcleos de población de Hazas de Cesto, Praves y Beranga. Lo atraviesa de este a oeste la autovía A-8, una de las rutas más importantes y transitadas de Cantabria.

De su patrimonio monumental destaca la serie de iglesias parroquiales de Santa María, en Hazas de Cesto; San Cipriano, a las afueras de Beranga; y Santiago, en Praves, que custodia un hermoso baptisterio, testimonio del paso de los peregrinos que dirigían sus pasos a Galicia. Resultan también de interés las casas señoriales construidas para la familia de los Villa o el palacio de Gómez del Corro, en Beranga.

Hazas_de_Cesto

Ayuntamiento de Hazas de Cesto

 El origen de este municipio, que cuenta con una población de 2.260 habitantes y se formó como resultado de la división de la antigua Junta de Cudeyo en el periodo constitucional, se remonta a la Edad del Hierro, cuando diversas poblaciones se asentaron en la zona conocida como los castros de Castilnegro y Peñarrubia. Sin embargo, la primera referencia histórica data del año 816 en Santa María del Puerto (Santoña), en la que se nombra al monasterio de San Martín de Liérganes.

Su gran riqueza arquitectónica, tanto civil como religiosa, perteneciente principalmente a los siglos XVI y XVII, hizo que el pueblo de Liérganes fuera declarado conjunto histórico en 1999. Entre sus edificaciones se pueden destacar la casa de los Setién, la casa de los Cañones, el palacio de la Rañada, el puente mayor (también llamado puente romano), la iglesia de San Pantaleón o el palacio de Elsedo, uno de los mejores exponentes del barroco en Cantabria que, actualmente, alberga el Museo de Arte Contemporáneo.

En 1622 se instalaron en Liérganes los primeros altos hornos de fundición de hierro que hubo en España, dedicados a la fabricación de cañones y piezas de artillería que, junto a los de La Cavada, llegaron a ser los más fanosos del país durante el siglo XVII. Otro acontecimiento que modificó la actividad de la zona fue la apertura, en 1862, del balneario de Liérganes, un establecimiento situado sobre las aguas sulfurosas de la Fuen Santa, que transformó la comarca en un lugar de veraneo e hizo posible el desarrollo de una importante vida social en su entorno.

lierganes

Ayuntamiento de Liérganes

Situado al sur de la bahía de Santander, este municipio se encuentra a 14 kilómetros de la capital cántabra y cuenta con una población de algo más de 5.100 habitantes. Con una extensión de 27,1 km2, pertenece al partido judicial de Medio Cudeyo, municipio con el que limita por el sur, mientras que al este lo hace con Entrambasaguas y al norte con la bahía de Santander.
El término está rodeado de agua: al norte la bahía que conecta al este con las rías de Cubas (desembocadura del río Miera) y la de San Salvador, al oeste. Ello favorece la abundancia de recursos naturales, con bellas marismas que permiten la práctica del marisqueo.

En 1914 se inició un servicio de transporte marítimo entre Pedreña y Santander, puesto en marcha con el fin de llevar cada mañana hasta la capital cántabra la leche producida en las vaquerías del sur. El municipio experimentó un impulso económico definitivo con la inauguración, en 1966, del puente entre Pontejos y Astillero, lo que facilitó la instalación de importantes empresas en la zona de Gajano. Conformado por ocho pueblos, el mayor desarrollo urbano se concentra, sin embargo, en las localidades de Pedreña, Rubayo y Pontejos.

marinacudeyo

Ayuntamiento de Marina de Cudeyo

En el arco sur de la bahía de Santander, con una extensión de 26,8 km2, se encuentra el municipio de Medio Cudeyo, un término que cuenta con casi 6.500 habitantes y dista 15 km de la capital cántabra. Atravesado por los ríos Miera, Pámanes, Cubón y las rías de Solía y San Salvador, limita al norte con Marinamapa de medio cudeyo de Cudeyo, al sur con Liérganes, al este con Entrambasaguas y Riotuerto y al oeste con Villaescusa y El Astillero. En su orografía sobresalen los macizos de Gándara y Peña Cabarga (569 m), declarado Parque Natural en 1989.

Medio Cudeyo está compuesto por diez núcleos de población, cuya capital se sitúa en la localidad de Valdecilla. El municipio es la cabecera económica y social de la comarca de Trasmiera y fue cuna de hombres ilustres como Ramón Pelayo y Torriente, primer marqués de Valdecilla.

mediocudeyo

Ayuntamiento de Medio Cudeyo

El valle de Meruelo se encuentra en el centro de la comarca de Trasmiera, atravesado por el río Campiazo. Este curso fluvial penetra desde Escalante por el sureste, alimentado por los arroyos Inceras y Pleito, que descienden entre montes hacia Hazas de Cesto y Ribamontán al Monte, y sale por el norte, como línea divisoria de Bareyo y Arnuero. En su margen occidental, más accidentada, se encuentra San Batolortolomé de Meruelo, y en el oriental, San Mamés y la capital, San Miguel de Meruelo, asentados en un paisaje de llanuras y pequeñas lomas, que recorre el arroyo de Cantarranas y cierra por el norte la sierra del Molino de Viento.

Los tres núcleos de población que componen el municipio formaban parte de la Junta de Siete Villas, una de las cinco que integraba la Merindad de Trasmiera. Como en otros lugares de esta comarca, fueron muchos los vecinos de Meruelo que durante la Edad Moderna trabajaron como maestros canteros, ensambladores, escultores, doradores, campaneros… en obras civiles y religiosas emprendidas a lo largo y ancho de la Corona de España. Representante y culmen de esta tradición es Marcos de Vierna Pellón, que alcanzó el influyente cargo de comisario real de Guerra y director de puentes y caminos del Reino en el siglo XVIII.

meruelo

Ayuntamiento de Meruelo

El municipio está situado en la zona central de la comunidad. Con una extensión de 33,80 km2 y apenas quinientos habitantes, Miera recibe el mismo nombre que el río que lo atraviesa y forma así un estrecho valle. El término está a 38 km de Santander y limita con Riotuerto y Liérganes al norte, Arredondo al este, Santa María de Cayón al oeste y San Roque de Riomiera al sur.

Miera dispone de interesantes yacimientos arqueológicos, como las cuevas de Piélago I y II, Rascaño y El Salitre, que ofrecen pruebas de la presencia humana en el municipio durante el Paleolítico, algunas de ellas con secuencias completas de los periodos Auriñaciense, Magdaleniense y Aziliense.

En el ámbito patrimonial destaca en el municipio la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en La Cárcoba, el hotel París, en Mirones, y las cabañas ganaderas de tipología pasiega que salpican las praderas.

miera

Ayuntamiento de Miera

Noja se extiende por una superficie de 9,2 km2 al abrazo del municipio de Arnuero, en la costa oriental de Cantabria, entre la ría de Cabo de Quejo y la punta del Brusco. El centro urbano está asentado sobre una plataforma que ofrece al mar un perfil de pequeños acantilados, localizada entre dos grandes humedales: el Joyel y la Victoria, declarados, junto a las cercanas marismas de Santoña, reserva natural. El extenso arenal del Ris, singularizado por una barrera de islotes y peñones rocosos, limita con el primer acuífero, y la extensa playa de Trengandín encierra el segundo.

Antiguo miembro de la junta de Siete Villas, una de las cinco que integraban la Merindad de Trasmiera, Noja ha sido cuna de numerosos maestros cantores, escultores, ensambladores de retablos… y atesora un notable conjunto de residencias señoriales construidas durante la Edad Moderna por maestros de la comarca. Entre las más destacadas se cuentan la casa del capitán Francisco de Venero, la del licenciado Antonio García de Zilla, la de Cabanzo, la de Assas o la de Ris y Garnica. Estas casonas conviven con la venerable torre de Castillo y los restos de la torre de Venero, ejemplar testimonio de las luchas de banderizos de finales de la Edad Media.

Reconocido desde fines del XIX como un atractivo destino para el descanso estival, Noja ha experimentado un espectacular crecimiento urbano en las postrimerías del siglo XX, equilibrado merced a los amplios y venerables parques que rodean las antiguas casonas, residencias finiseculares y chalets de mediados de siglo XX. La demanda de segundas viviendas, sobre todo por parte de numerosos residentes de la vecina comunidad autónoma vasca, ha hecho que más del 30% de la población activa de este municipio trabaje en el sector de la construcción, asegurando un alojamiento a las más de 50.000 personas que recalan en esta zona en verano.

noja

Ayuntamiento de Noja

Ribamontán al Mar se extiende por 36 km2 en la costa oriental de Trasmiera, entre la bahía de Santander y el arroyo de Vioña, en Bareyo. Su paisaje está caracterizado por la extensa llanura que forma la rasa litoral, recortada en espectaculares acantilados que resguardan las bellas playas de Langre y Arenillas. Frente a su costa se encuentra la isla de Santa Marina, la más grande de Cantabria. Este peñón resguarda el extremo de una playa que se prolonga hasta la entrada de la bahía, convertida en la lengua de arena del Puntal. Cierra visualmente esta flecha litoral el tramo final de la ría de Cubas, desembocadura del río Miera, límite natural con el municipio de Marina de Cudeyo.

Durante el Antiguo Régimen este territorio estuvo integrado en la Junta de Ribamontán, una de las cinco que comprendían la venerable Merindad de Trasmiera. En 1822 se constituyó como ayuntamiento independiente, compuesto por siete núcleos de población: Carriazo, Castanedo, Galizano, Langre, Loredo, Somo y Suesa, que reúnen 3.880 vecinos

Las canteras de Galizano, Somo y Cubas propiciaron la aparición de los maestros de cantería en la zona. Éstos recogieron el testigo de los artífices de otras juntas y fueron importantes difusores del clasicismo y del barroco durante la Edad Moderna. En el municipio y su entorno se pueden ver interesantes muestras de arquitectura civil y religiosa, como Nuestra Señora de Latas, uno de los santuarios más populares de Cantabria, cuya imagen es objeto de una vistosa procesión marítima todos los veranos.

Ribamontán al Mar se ha consolidado como uno de los destinos turísticos más populares de la comunidad autónoma, gracias sobre todo a su privilegiado entorno natural. Al mismo tiempo, en su territorio se mantienen algunas de las explotaciones ganaderas más representativas de Cantabria.

ribamontan al mar

Ayuntamiento de Ribamontán al Mar

Este municipio se extiende por 42,2 km 2en el interior de la comarca de Trasmiera, entre Bareyo y Meruelo, miembros de la antigua Junta de Siete Villas; Hazas de Cesto y Solórzano, que formaban parte de la Junta de Cesto; y Entrambasaguas y Marina de Cudeyo, que estaban incluidos en la Junta de Cudeyo. Su paisaje está dominado por las praderías, que atraviesa el Pontones, un río de escueto curso que nace en el interior del municipio y fluye pacíficamente de este a oeste hasta unirse al Miera.

Los concejos de las localidades que lo componen formaban parte de la antigua Junta de Ribamontán, integrada en la Merindad de Trasmiera, entidad administrativa articulada a lo largo de la Edad Media que sobrevivió hasta principios del siglo XIX. La posición central de este municipio, a medio camino entre las villas de Laredo y Santander, hizo del sitio de Toraya, en el barrio de Hoz, escenario de las reuniones de las Juntas Generales de la Merindad.

Las tierras de Trasmiera fueron cuna de prestigiosos maestros de cantería representantes del tardogótico y, más tarde, del clasicismo y el barroco. Este municipio custodia no sólo bellos ejemplos de arquitectura religiosa del último gótico como Santa María de Toraya, San Félix de Anero y Santa María de las Pilas, sino también un amplio muestrario de residencias señoriales de los siglos XVII y XVIII, como el complejo conocido como el palacio de Arco-Agüero, el desierto de San José de Rigada o el palacio de los Mazarrasa de Villaverde de Pontones.

En el capítulo de patrimonio arqueológico es de resaltar que el monte La Garma de Omoño custodia uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de la Península Ibérica, que incluye numerosos testimonios que documentan la presencia humana desde el Paleolítico Inferior a la Edad Media.

Ribamontan_al_Monte

Ayuntamiento de Ribamontán al Monte

La historia de Riotuerto está marcada por la instalación en el año 1650 de una fábrica de piezas de artillería, cuya actividad estaba basaba en la creación de cañones destinados a la Armada Real, que supuso la puesta en marcha de los primeros altos hornos de la Península. Además, el municipio fue también el lugar en el que se ubicó, en 1847, la empresa de tejidos Montañesa Textil S. A., la primera industria de este tipo establecida en Cantabria.

Ambas instalaciones han dejado importantes muestras de arqueología industrial y restos monumentales en La Cavada, como es el caso de la Portalada de Carlos III, una edificación de estilo neoclásico que servía de entrada a la Real Fábrica de Cañones.

El patrimonio artístico del municipio se completa con algunas importantes muestras de la arquitectura religiosa, como la iglesia parroquial San Juan Bautista, en La Cavada, que data del siglo XVI, o la de Santa María Magdalena de Rucandio, de estilo barroco, cuyo origen se sitúa en el siglo XVII. Ambas guardan buenos ejemplos de retablos churriguerescos.

El municipio ha sufrido una importante deforestación como consecuencia de la utilización de la madera de sus bosques en los altos hornos. Económicamente el panorama también ha experimentado una clara transformación, pues frente a la notable actividad industrial antes comentada, en la actualidad la ocupación preponderante de la población de Riotuerto es la agricultura, que se compagina con algunas pequeñas empresas.

Riotuerto

Ayuntamiento de Riotuerto

Santoña surgió en torno a Santa María de Puerto, poderoso monasterio que llegó a controlar buena parte de las instituciones religiosas de la zona, del cual ha sobrevivido su hermosa iglesia, un tesoro que liga elementos románicos, tardogóticos y clasicistas. En el año 1579 firmó carta de hermandad con la Merindad de Trasmiera, comarca a la cual sigue estrechamente vinculada.

A mediados del siglo XIX, al calor de la conversión de la villa en plaza fuerte de segundo orden, surgió la población compacta y ortogonal que puede verse en la actualidad. A finales de aquella centuria empezó a cobrar importancia la pesca y se fundaron las primeras empresas conserveras. En la actualidad, Santoña es uno de los principales puertos pesqueros de la cornisa cantábrica y su industria de transformación de productos de la mar es una de las más importantes y prestigiosas de España.

Desde el punto de vista patrimonial, atesora notables ejemplos de arquitectura civil, como la casa de Maeda, conocida popularmente como casa del Marqués de Chiloeches; la casa del capitán Antonio Ortiz del Hoyo; el palacio y el instituto mandados edificar por el marqués de Manzanedo, así como uno de los conjuntos de infraestructuras militares más singulares de la costa cantábrica, con estructuras levantadas entre los siglos XVIII y XIX, de las cuales destacan los fuertes de San Martín y San Carlos.

Santoña

Ayuntamiento de Santoña

Los concejos de Riaño y Solórzano formaban parte de la Junta de Cesto, una de las cinco integradas en la Merindad de Trasmiera, entidad administrativa de origen medieval que sobrevivió hasta el siglo XIX. En la actualidad, este ayuntamiento de perfil agrícola y ganadero se compone de los núcleos de La Collada, Fresnedo, Garzón, Regolfo, Riaño, Riolastras y Solórzano, englobando en total a una población de poco más de 1.000 habitantes.

De su patrimonio sobresalen las iglesias parroquiales de Nuestra Señora de la Asunción de Riaño y San Pedro de Solórzano y, sobre todo, el Santuario de Nuestra Señora de Fresnedo, patrona de Cesto y Voto, una bella construcción erigida a lo largo de la Edad Moderna, que se asienta sobre un templo gótico. Los tres templos alojan interesantes retablos mayores barrocos que sirven para observar el paso del siglo XVII al XVIII y la influencia que sobre este arte ejercieron los Churriguera.

En el ámbito natural, Solórzano posee un amable paisaje de praderías salpicadas de secciones de bosque caducifolio de robles y fresnos. Puede ser recorrido a pie sin dificultad y ofrece al caminante la oportunidad de contemplar desde sus breves cerros las características del entorno litoral de Trasmiera. El municipio reviste también interés para los espeleólogos, pues aloja los accesos de La Hoyuca y La Reñada al Sistema de los Cuatro Valles, una gran cavidad de unos cuarenta kilómetros de desarrollo.

solorzano

Ayuntamiento de Solórzano

Este municipio se encuentra en la Cantabria Oriental y se extiende al sur de Bárcena de Cicero, por un territorio de 77,7 km2 a partir de las rías de Limpias y Rada, incluidas dentro de la Reserva Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. La de Rada es estuario del Clarín y el Clarón, dos ríos cuyo escueto curso queda comprendido dentro de los límites de Voto. Al este, las sierras de Breñas, Sel y Mullir lo aislan del valle del Asón, y sus cumbres dibujan la frontera natural con los municipios de Limpias y Ruesga.

A lo largo de la Edad Moderna, la suma de los concejos de Voto constituía una de las cinco juntas de la Merindad de Trasmiera. En el proceso de formación de los ayuntamientos constitucionales en 1822, la entidad permaneció íntegra, transformada en un solo municipio. En la actualidad la componen doce entidades poblacionales: Bádames, Bueras, Carasa, Llánez, Nates, Padiérniga, Rada, San Bartolomé de los Montes, San Mamés de Aras, San Miguel de Aras, San Pantaleón de Aras y Secadura.

En los siglos XV y XVII los territorios de la Junta fueron cuna de numerosas dinastías de canteros que marcaron los inicios de la tradición de la cantería en Trasmiera y trabajaron en algunos de los proyectos constructivos más importantes de la época, como El Escorial y el conjunto de edificios que singularizan el perfil de la villa ducal de Lerma. Entre los nombres de los artífices más importantes se cuentan los de Juan de Nates, Juan del Ribero Rada y Juan de Naveda.

El patrimonio artístico de Voto es acorde con la calidad de los maestros que en él nacieron e incluye sobresalientes muestras de arquitectura religiosa, como las iglesias de Santa María de Carasa, San Miguel de Aras y San Juan Bautista de Secadura, y de arquitectura civil, como la casa de Pico Velasco, la casona de los Cerecedo Alvear y el palacio del conde de San Carlos.

Voto

Ayuntamiento de Voto