Las obras del hotel en el edificio del Club de Regatas concluirán a finales de 2021

Igual ha visitado los trabajos y ha subrayado la importancia de esta actuación “que va a revalorizar el edificio, tras una inversión de más de seis millones y medio de euros”. Las obras del nuevo hotel que se está construyendo en el Palacio de Pombo, así como la mejora de las instalaciones de la sede del Real Club de Regatas, concluirán a finales de 2021, estando prevista la puesta en marcha de la instalación hotelera en el primer semestre de 2022. Así lo ha anunciado hoy la alcaldesa, Gema Igual, en su visita a las obras acompañada del concejal de Fomento, César Díaz y del vicepresidente del Club, Enrique Cañedo López, donde ha destacado la importancia de esta actuación “que va a revalorizar el edificio” tras una inversión de más de seis millones y medio de euros.

En 18 meses “los socios del club van a tener la casa que se merecen y la ciudad el único palacio del siglo XVIII que queda en el centro de Santander, además de contar con ese motor económico que es un hotel de primera categoría en pleno Anillo Cultural”, ha señalado. La alcaldesa ha recordado que el Club de Regatas es “muy querido” por los santanderinos, y prueba de ello es la medalla de oro de la ciudad en su 150 aniversario que han recibido el pasado 28 de mayo, aunque ha indicado que “lo mejor que tiene son sus socios, que han velado por mantener el legado de varias generaciones en este Palacio de Pombo”.

Igual ha valorado tanto el contenido  –“desde la maravillosa biblioteca a las salas de cartas, de billar, de reuniones, el salón de actos…”, como el continente –“un palacio de 5.758 metros cuadrados construidos en bajos comerciales, tres plantas y la baja cubierta”. Tal y como ha considerado, los socios del club “han tenido la generosidad e inteligencia” de colaborar con otras empresas, como Mazavi y Nueve Capital, para dar un impulso a la rehabilitación del edificio, que adquirieron en el año 1899 tras su construcción cuatro años antes conforme al proyecto del arquitecto Atilano Rodríguez.

La alcaldesa ha hecho hincapié en que el Club de Regatas va a mantener su sede con la entrada principal –independiente del hotel- y la escalinata imperial actual; y ocupará la primera planta y la mitad de la segunda, además de conservar la propiedad de los bajos comerciales –donde se mantendrán los establecimientos actuales-. Por su parte, el hotel ocupará la otra mitad de la segunda planta, así como la tercera y la bajo cubierta, donde se ubicarán las aproximadamente 65 habitaciones, que irán circundantes al patio central.

“La inversión privada arrima el hombro para la recuperación económica de la ciudad y eso es muy buena noticia”, ha añadido la alcaldesa, agradeciendo por último a los arquitectos Jose Luis Salcines,  Juan Carlos Calle y José Luis Matabuena “el trabajo que han realizado desde hace años con mimo y muchísima profesionalidad”; a la constructora Conspur y a los responsables de Mazavi y  Nueve Capital “su implicación y su apuesta por Santander”.

Por su parte,  el arquitecto Salcines ha precisado que las obras consisten en “una rehabilitación prácticamente integral, tanto interior como exterior” y que incluirá también la mejora de las actuales instalaciones del Club de Regatas, cuyo vicepresidente, Enrique Cañedo, ha agradecido el apoyo y la colaboración del Ayuntamiento para “un proyecto que supone un impulso muy importante también para la ciudad de Santander”.

Estado actual de las obras

Respecto a los trabajos, debido a la singularidad del edificio, a la ubicación estratégica en el centro de Santander y en coordinación con el funcionamiento del Club de Regatas, hasta el momento se han realizado las actuaciones previas de retirada de instalaciones y se ha realizado aproximadamente el 40% de las demoliciones previstas, para posteriormente abordar su rehabilitación con especial atención a los múltiples acabados y espacios protegidos.

En la actualidad, han dado comienzo los trabajos de refuerzo estructural y, en fechas próximas, se colocará un andamio en todo la fachada para la restauración de la misma y la eliminación y construcción de la nueva cubierta, que se sustituye íntegramente. En coordinación permanente con los responsables del Club de Regatas, se ha decidido reubicar su sede en algunos espacios de la primera planta y en planta baja, hasta que puedan ser trasladados en condiciones de seguridad a la nueva ubicación dentro del propio edificio.

Fuente:https://www.cantabria24horas.com/noticias/las-obras-del-hotel-en-el-edificio-del-club-de-regatas-concluirn-a-finales-de-2021/84460

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »